fbpx

Endosofía

Eliminar el dolor de la endometriosis

¿Es posible mejorar el dolor producido por la endometriosis?

La endometriosis es una patología que afecta a millones de mujeres en todo el mundo. Se caracteriza por el crecimiento anormal fuera del útero de un tejido “similar” al endometrial, lo que puede resultar en dolor menstrual intenso y otros muchos síntomas incómodos. En este artículo, te ofreceré consejos para todas las mujeres sobre cómo aliviar el dolor asociado con la endometriosis.

Breve descripción de la endometriosis

La endometriosis ocurre cuando un tejido “similar” al que normalmente recubre el interior del útero (llamado endometrio) se desarrolla en otras áreas del cuerpo, como los ovarios, las trompas de Falopio, la cavidad pélvica, intestinos e incluso en otros órganos como pulmones u ojos. Durante el ciclo menstrual, este tejido fuera del útero también se descompone y sangra, pero a diferencia del endometrio normal, no puede salir del cuerpo. Esto lleva a la inflamación, la formación de tejido cicatricial y, en última instancia, a mucho dolor.

Cuida tu alimentación

Es uno de los pilares fundamentales. Adopta una dieta rica en alimentos antiinflamatorios como como frutas, verduras y pescado rico en omega-3.  Puedes probar a comer fresas, arándanos, también espinacas, cúrcuma, zanahoria, jengibre y pescados como el salmón, las sardinas, la caballa, el atún, las anchoas, el bacalao… Evita los azúcares, las grasas en exceso, las bebidas carbonatadas, la cafeína, etc.

Haz ejercicio suave

Mantenerte activa con actividades de bajo impacto como caminar, nadar o yoga libera endorfinas, que son tus aliadas contra el dolor. Siempre que te sea posible, haz alguna actividad al aire libre y en la naturaleza, los resultados de la conexión de nuestro cuerpo con un entorno natural del que a veces nos olvidamos, da un mejor resultado, sobre todo en la relajación y en la bajada del estrés.

Reduce el cortisol

Busca todos los momentos que te sean posibles para relajarte, hacer meditación, estar para ti… hay que bajar como sea el nivel de estrés y de ansiedad, ya que esto multiplica la inflamación y, en caso de mujeres con endometriosis significa más dolor. Tener una rutina diaria para tu momento de autocuidado consciente, bajar el cortisol que tan habitualmente nos inunda, y más, en una sociedad tan estresada como la nuestra es vital, se traduce en reducir la inflamación, lo que en mujeres con endometriosis es vital para mejorar nuestra salud.

Apoyo emocional

Habla con personas empáticas que comprendan tu situación, que te escuchen, que el estar con ellas sean personas vitamina y te hagan sentir mejor. También decirte que evites en la medida de lo posible a las personas que causan el efecto contrario en ti, porque van a producirte malestar, y eso se traduce en estrés e inflamación y, por lo tanto, dolor.

Duerme al menos 7 horas

Evita los dispositivos electrónicos 2 horas antes de acostarte, para evitar la luz azul, que tanto daño está causando, ya que hace creer al cuerpo que tiene que seguir despierto; leer un libro, relajarse, tener una conversación agradable, ver una serie sencilla que te distraiga… son estrategias para que tu cuerpo se vaya adaptando al necesario descanso. Evita tener conversaciones o gestiones que te puedan alterar y evita también cualquier tipo de luz, por muy pequeña que sea (de dispositivos, de aparatos, de luces nocturnas de paso), ya que el cuerpo lo detecta y genera peor la melatonina. Últimos estudios nos recuerdan que son fundamentales las últimas 2 horas del sueño, ya que es donde se produce la “poda neuronal” y es donde se refuerzan nuestros aprendizajes y fortalezas.

Escucha, atiende y anota tus ciclos

Escucha y atiende cualquier alteración de tu ciclo normal, así como tus sensaciones, emociones y sentimientos que te produzca, y anótalas. Aprenderás a identificar lo que te ocurre y cuándo te ocurre y, si vas a un especialista podrás explicar mejor tus síntomas.

Aprende a gestionar tus emociones

No siempre es fácil estar bien cuando tienes dolor de manera continuada; las limitaciones, el cansancio, el dolor y muchas veces el mal humor impiden que seas positiva y actúes desde donde tú quieres. Y hacerlo sola más difícil todavía. Por eso es muy recomendable estar con una terapeuta (especializada en endometriosis mucho mejor) que nos guíe y nos ayude a gestionar todo lo que sentimos y pensamos. Así conseguiremos llevar mejor nuestro día a día y desde ahí mejorar nuestra salud, tanto física como mental.

Suscríbete a mi Newsletter

Sé la primera en enterarte de toda la información y novedades de Endosofía

AGRADECIMIENTOS

fotografía: cottonbro studio

vídeo: MART PRODUCTION 

¿Quieres más información?